Martín Brok

¿Cómo liquidar tu hipoteca?

Si dispones de dinero ahorrado, y también pagas todos los meses un préstamo hipotecario, se tiene el dilema de aprovechar ese ahorro para amortizar parcialmente la hipoteca, sobre todo viendo cómo está al alza el Euribor.  

Es por eso, que antes de tomar la decisión de amortizar la hipoteca, debes analizar varios factores importantes. En este artículo, te contamos lo que necesitas saber para tomar la mejor decisión para ti y tu familia.  

Factores a tener en cuenta. 

Debemos tener en cuenta que, es muy importante el estado del Euríbor, pues si está alto, los intereses también serán elevados. Como comentábamos antes, esto podría ser un inconveniente si te estás planteando liquidar tu hipoteca. Sin embargo, las condiciones particulares de cada préstamo hipotecario nos marcarán el camino sobre qué es más conveniente para realizar una amortización de capital o cuota.  

Condiciones tales como, comisiones por amortización anticipada, gastos de cancelación y otros gastos bancarios pueden generar costes adicionales que condicionen el objetivo económico que se pretende amortizar.  

Además, la situación actual de tipos al alza hace que las hipotecas variables sean más caras. Por lo que, planificar una amortización supone una reducción sobre el coste total de la hipoteca pendiente de abonar. Pero los expertos insisten en que hay que tener en cuenta también otros aspectos como son; los incentivos fiscales a los que puede acogerse la hipoteca en cuestión, así como las necesidades de liquidez a medio y largo plazo.
 

Debemos saber que la evolución del mercado no es lineal y, por lo tanto, si pedimos una hipoteca actualmente, necesitamos tener claro que si la mantenemos durante años es con el propósito de que el dinero ahorrado nos aportará más rentabilidad que el propio coste de la financiación. 

Lo más conveniente es realizar la amortización de la hipoteca en los primeros años de la deuda, ya que es en este momento cuando se pagan los intereses más altos. No obstante, si no se puede en ese momento, no debe preocuparnos, puesto que podrá realizarse en cualquier momento y siempre va a suponer un ahorro de intereses. 

Cabe destacar, que las hipotecas sujetas a la adquisición de la vivienda habitual realizada antes del 2013 tienen una reducción fiscal sobre el capital más intereses, con el límite de, 9040.-€ por declaración, y en caso de matrimonio, cuyos cónyuges presenten declaraciones individuales, será un total de 18.080 euros para el matrimonio.  

Por ello, antes de amortizar una hipoteca anticipadamente (ya sea de forma total o parcial), conviene valorar si sale a cuenta superar ese límite de 9.040 euros anuales. En un escenario de tipos bajos, el ahorro que podemos obtener con esta operación no será muy elevado, así que nos puede salir más rentable invertir en productos financieros vinculados a seguros que nos dé un retorno mayor a lo que nos ahorraríamos en intereses. 

 

Una vez realizada la amortización también conviene revisar los contratos de seguro, dado que la reducción del capital adeudado también nos permitirá reducir el capital asegurado de nuestro seguro de vida.  

Recomendamos que, en tal caso, solicites información, puesto que tal decisión debe venir precedida de un asesoramiento profesional para no tener sorpresas en un futuro. Recuerda que en Martín Brok podemos ayudarte a valorar estas opciones. 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies